Saltar al contenido

Disfunción eréctil: Prótesis de pene

diciembre 15, 2017
prótesis

Disfunción eréctil: Prótesis de pene

Una prótesis de pene es otra opción de tratamiento para los hombres con disfunción eréctil. Estos dispositivos son maleables o inflables.

El tipo de prótesis más simple consiste en un par de varillas maleables implantadas quirúrgicamente en las cámaras de erección del pene. Con este tipo de implante el pene es siempre semi-rígido y sólo necesita ser levantado o ajustado a la posición erguida para iniciar el sexo. Este tipo de implante es una buena opción para los hombres con lesiones de la médula espinal y/o fuerza limitada en las manos.

Hoy en día, muchos hombres eligen una prótesis hinchable hidráulica, que les permite tener una erección cuando lo desean, y es más fácil de ocultar. También es más natural.

Sustitución
prótesis del pene

Un implante de pene se suele utilizar cuando existe una causa médica clara de la disfunción eréctil y cuando es poco probable que el problema se resuelva o mejore de forma natural o con otros tratamientos médicos. Algunas veces se implanta una prótesis de pene durante la cirugía para reconstruir el pene cuando las cicatrices han provocado que las erecciones se curven (enfermedad de Peyronie).

La cirugías de los implantes tardan alrededor de una hora. Un hombre puede reanudar las relaciones sexuales 6 semanas después de la cirugía.

¿Cómo funciona la prótesis peneana?

La prótesis hinchable consiste en dos cilindros unidos, un reservorio y una bomba, que se colocan quirúrgicamente en el cuerpo. Los dos cilindros se introducen en el pene y se conectan mediante tubos a un recipiente separado de solución salina. El reservorio se implanta debajo de los músculos rectales en la parte inferior del abdomen. Una bomba también está conectada al sistema y se encuentra debajo de la piel suelta del saco escrotal, entre los testículos.

Esta prótesis de pene se conoce como prótesis inflable de 3 piezas, debido a los tres componentes diferentes.

Para inflar la prótesis, el hombre presiona la bomba. La bomba transfiere la solución salina del reservorio a los cilindros del pene, inflándolos y provocando una erección. Presionando una válvula de desinflado en la base de la bomba, el fluido regresa al depósito, desinflando el pene y devolviéndolo al estado normal de flacidez.

¿Se nota la prótesis?

Mientras que los hombres que se han sometido a la cirugía de prótesis pueden ver la pequeña cicatriz quirúrgica donde la parte inferior del pene se encuentra con el saco escrotal, o en la parte inferior del abdomen justo por encima del pene, otras personas probablemente serán incapaces de decir que un hombre tiene una prótesis peneana inflable. La mayoría de los hombres no estarían avergonzados en un vestuario o baño público, por ejemplo.

¿Cómo es el sexo con la prótesis?

Cuando el pene se infla, la prótesis hace que el pene sea rígido y grueso, similar a una erección natural. La mayoría de los hombres califican la erección como más corta que su erección normal; sin embargo, los modelos más nuevos tienen cilindros que pueden aumentar la longitud, el grosor y la rigidez del pene.

Una prótesis de pene no cambia la sensación en la piel del pene ni la capacidad del hombre para alcanzar el orgasmo. La eyaculación no se ve afectada. Una vez que se coloca una prótesis de pene, sin embargo, puede destruir el reflejo natural de la erección. Los hombres generalmente no pueden tener una erección sin inflar el implante. Si se retira el implante, es posible que el hombre nunca vuelva a tener erecciones naturales.

¿Qué tan efectivos son los implantes?

Alrededor del 90%-95% de los implantes de prótesis inflables producen erecciones aptas para el coito. Los índices de satisfacción con la prótesis son muy altos, y típicamente el 80%-90% de los hombres están satisfechos con los resultados y dicen que volverían a elegir la cirugía.