Saltar al contenido

Mitos del semen

mayo 21, 2018

Muchos son los mitos que ruedan alrededor del semen, pero en realidad aportaran beneficios o solo es una falsa creencia popular, lo cierto es que un gran numeroso de personas se deja llevar por un momento por estas afirmaciones sin tomar en cuenta los factores científicos, hormonales y psicológicos que pueden ocasionar.

Entre los mitos  más sonados tenemos que el semen es beneficioso para las mujeres en gestación, es favorable para tratar ciertas afecciones cutáneas, otros en cambios aseguran que el semen daña la zona gástrica y que a través el tiempo el semen pierde su espesor y color, por ende no es posible que vivan espermatozoides sanos.

Ahora bien, seguramente estas preguntándote, ¿Qué es lo que es realmente cierto del semen?, ¿Tienen estas creencias algún soporte científico? Para esas respuestas te invitamos a continuar leyendo este artículo que te cambiara tu opinión sobre el semen, basado en fundamentos científicos reales.

Primeramente vamos a ver la realidad del mito que hay detrás de que favorece a las mujeres embarazadas estar en contacto directo con la zona pélvica. Pues bien la información no es de todo falsa.

Cuando las mujeres están  en la etapa final de la gestación el gineco-obstetra por lo general le recomienda que mantenga relaciones sexuales con mas frecuencia de lo habitual, la razón es simple, el semen ayuda a la zona de parto a lubricarse permitiendo así que el momento del nacimiento el bebe pueda desplazarse con mayor facilidad y preparan al organismo a aliviar el dolor. Además el roce y el vaivén en el acto sexual estimulan al útero.

Por otra parte el semen tiene sustancias como las prostaglandinas que colaboran con las contracciones musculares en el útero, mantiene lubricado la zona vaginal, evitando la resequedad.

Es importante recalcar que las relaciones sexuales durante el embarazo fortalecen las relaciones de parejas y estimulan psicológicamente a que él bebe sea un niño sano y más seguro, puesto que la madre trasmite un estado de relajación y confort que el feto dentro del útero siente y lo experimenta junto a la madre.

También se ha hablado mucho de que el semen favorece a cualquier zona donde se tenga alguna afección cutánea, como espinillas, barros e incluso el acne moderado, para sorpresas de muchos este mito es real, el semen contiene cierta cantidad de colágeno que ayuda a desaparecer ciertas afecciones en la piel e incluso le devuelve a la piel su brillo y suavidad.

Se ha comprobado que el semen es maravilloso para mantener la lozanía del rostro.  Porque contiene sustancias glutathione y creatina que son antioxidantes que ayudan a reducir el envejecimiento prematuro y le brinda energía a los músculos. Ayuda también a reducir las arrugas y la espermina corrige el acné, las marcas e incluso las cicatrices.

Pero ¿Cómo obtengo el semen para beneficiar a mi piel?, Aunque es un poco incómodo frotárselo directamente a la cara   y podrías obtenerlo con confianza por medio de tu pareja, lo ideal sería que lo comprases producto a base de semen de animales como la ballena que sustituyen las células muertas y repara la piel de forma interna.

Ya es cuestión de cada quien surtirse de este semen, lo que si recomendamos es que tengas la certeza de que proviene de un hombre sano y  hablarlo antes con tu pareja ,ya que se debe ver un poco extraño frotarlo en la piel sin antes consultarlo.

En cuanto a la zona gástrica, el hecho de que después de que se realice el sexo oral, se consuma cierta cantidad no hace daño alguno, por lo tanto este mito es falso. El semen no daña las  vías gástricas ya que el semen es una sustancia completamente alcalina y al entrar en contacto con el tubo digestivo o la piel de estómago no tiene ningún efecto.

Así que se puede deglutir con tranquilidad sin mayores complicaciones, está comprobado que es una practica segura.

Para concluir esperamos que hayamos calmado un poco las inquietudes y con firmeza puedas afirmar que es mito o realidad sobre el semen.