hidratarte

La importancia de hidratarte correctamente

El agua es imprescindible para el funcionamiento de tu cuerpo. De ahí la importancia de hidratarte correctamente, es esencial para que cada una de tus células, tejidos y órganos hagan su trabajo.

Para tener idea de cuánta importancia tiene la hidratación para mantener el organismo en equilibrio, debes saber que 60% del cuerpo humano está compuesto de agua. El cerebro, los músculos, la sangre, los riñones y los pulmones contienen más de 70% de agua, y la utilizan para ejecutar funciones vitales.  

El agua y su función en nuestro organismo

Con una correcta hidratación, tu cerebro recibe el oxígeno que requiere para marchar adecuadamente. Ayuda a tu memoria, atención y concentración.

Para el corazón la importancia de hidratarte correctamente radica en evitar que aumente tu ritmo cardíaco y se desequilibre tu tensión arterial.

Si previenes la deshidratación, tus músculos mantienen su flexibilidad y tus articulaciones la lubricación justa para moverte sin problemas.

La correcta hidratación es esencial para que tus riñones estén sanos y cumplan con la función de limpiar el organismo de sustancias innecesarias.

Si estás bien hidratado, la sangre lleva el oxígeno a todas las células de tu cuerpo, mientras que tu piel se conserva tersa y suave.

Hidratarte correctamente hace que tu aparato respiratorio se proteja mejor de infecciones virales, y que tu aparato digestivo absorba mejor los nutrientes.

Cuánto líquido debes consumir

El peso, sexo, nivel de actividad física y clima son factores que determinan cuánto líquido debe consumir una persona a lo largo del día. Se recomienda un consumo mínimo de líquido de dos litros al día para las mujeres, y tres litros diarios para los hombres.

Un nutricionista puede ayudarte a realizar el cálculo exacto de la cantidad que necesitas. Si no deseas consultar con un especialista, no te preocupes, tú mismo puedes ayudarte a hidratarte correctamente. Basta que prestes atención a las reacciones de tu cuerpo.

El cuerpo se encarga de regular la cantidad de agua que contiene, elimina el exceso a través del sudor y la orina, y la retiene cuando es insuficiente.

Si casi no sientes sed, es un indicativo de que estás hidratado. Observa el color de tu orina, si es amarillo claro o incolora, es señal de que está hidratado, si las ves muy oscura necesitas agua.

No solo agua para hidratarte

No esperes a tener sed para beber líquidos porque ya es un síntoma de que estás parcialmente deshidratado.

Para hidratarte correctamente, distribuye el consumo de líquidos a lo largo de todo el día, no lo concentres en algunas horas específicas.

Lo mejor para tu organismo es beber agua, pero también puedes consumir infusiones, leche, zumos, y alimentos como verduras y frutas. Ten cuidado con las bebidas que contienen azúcar y alcohol, tampoco conviene consumir líquidos con cafeína para hidratarte, como el café y las bebidas energéticas. Evita las bebidas deportivas si no eres un atleta de alto rendimiento, pues algunas pueden contener mucha azúcar y sodio.

Si vas a entrenar, bebe agua antes, durante y después del ejercicio, y si hay mucho calor, ingiere todavía más agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.