tinder

Tinder: cómo cambió la forma en que nos relacionamos

Tinder es una de las herramientas más populares para conocer gente nueva, hacer citas y encontrar pareja. Su aparición en el mercado de las aplicaciones cambió la forma en que nos relacionamos.

La primera gran diferencia con los métodos tradicionales para conocer otras personas, es que no tienes que salir de tu casa. Con solo bajar la aplicación y sincronizarla con tu cuenta de Facebook, se te presenta un abanico de amigos o parejas potenciales. Solo debes establecer el rango de edad y zona geográfica, tu preferencia sexual, tu descripción y qué buscas, y publicar algunas fotografías.

Atrás quedaron los días en que había que ir a un bar o a una fiesta para intentar entablar nuevas relaciones. Para el primer acercamiento ya no debes arreglarte ni pensar qué vas a decir al presentarte, Tinder lo hará por ti. Dependerá del azar, ¿o del destino?, que al deslizar tu dedo hacia la derecha para decir que te gusta una persona, hagas “match” con ella.

Tinder cambió la forma en que nos relacionamos porque quedamos menos expuestos al rechazo. También nos ahorra, para bien y para mal, la necesidad de desarrollar habilidades sociales y comunicativas, al menos hasta el primer intercambio por chat y la primera cita.

Además, mentir o evitar dar más información de la que consideras necesaria, resulta más fácil cuando el otro no está presente físicamente. También podemos evadir de manera más sencilla una cita si no nos convence la información obtenida por las conversaciones en el chat.

Rapidez para relacionarse

Tinder cambió la forma en que nos relacionamos porque ahorramos tiempo y multiplicamos nuestras opciones. Si estás de visita o eres nuevo en una ciudad, a través de Tinder conocerás otras personas y podrás quedar sin demasiado esfuerzo.

La rapidez para relacionarnos a través de la aplicación es también una ventaja si lo que deseas es una relación sexual sin apego emocional ni compromiso.

Aunque la mentira no debe descartarse, en Tinder dejas claro desde la descripción de tu perfil qué estás buscando. Evitas así perder el tiempo y que otros lo pierdan contigo.

Con la aplicación amplías el círculo de personas con quienes potencialmente puedes establecer una relación, de gente con tus mismas necesidades. En esto Tinder cambió la forma en que nos relacionamos. Ya no tenemos que limitarnos a nuestro entorno familiar, laboral y de amistades para conocer gente nueva.

Evolución de las relaciones con Tinder

El filtro de Tinder hace que se pierdan las señales de atracción física que pueden surgir entre dos personas que se encuentran por primera vez. Quizás signifique perder un poco la magia del coqueteo, de los gestos y reacciones espontáneas que disfrutamos cuando interactuamos en el mundo real.

Pero al fin y al cabo, esa no es más que la manera tradicional en que el ser humano se relaciona y selecciona a su pareja. La modernidad supone evolución y transformaciones. Con Tinder cambió la forma en que nos relacionamos porque hoy la mediación tecnológica se juzga como natural, parte esencial de nuestras vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.