Beneficios del aceite de coco para la belleza

Beneficios del aceite de coco para la belleza

El aceite de coco es un producto natural con beneficios para nuestra salud y belleza. Ayuda a bajar de peso al aumentar la sensación de saciedad y a quemar la grasa abdominal. También fortalece el sistema inmune y promueve un adecuado funcionamiento del intestino.

Sin embargo, donde es más conocido es en la industria cosmética, ya que es un excelente hidratante de la piel y el cabello.

Beneficios del aceite de coco

Para el cabello

El uso más conocido del aceite de coco para el cabello es como hidratante o acondicionador natural. Sin embargo, también se le reconocen propiedades para estimular el crecimiento del pelo, tratamiento de la caspa, control del frizz y contra los piojos.

Puedes preparar tu propia mascarilla casera usando el aceite de coco. Sin embargo, no se recomienda que lo utilices solo; prueba agregándole otros ingredientes como sábila y miel, aguacate y mayonesa, o aceite de oliva.

Para lograr el mayor efecto de hidratación debes aplicarte la máscara sobre el cabello recién lavado y sin exceso de agua. Déjalo actuar por media hora y lávalo nuevamente hasta eliminar todos los residuos. Un gorro térmico o una toalla mojada caliente potencian el efecto hidratante de la máscara.

Para la piel

Sus cualidades naturales como bactericida y antifúngico lo hacen un excelente producto para el cuidado de la piel. De hecho, es utilizado como jabón natural por sus propiedades antisépticas. Ayuda también en el alivio de algunas afecciones cutáneas como psoriasis, dermatitis o eczemas. Su contenido de vitaminas ayuda a reducir la producción de sebo causante del molesto acné.

Los antioxidantes que posee ayudan a retrasar la aparición de arrugas y los ácidos grasos restituyen el pH de la piel. Su fácil absorción y elevado poder de hidratación lo convierten en un aliado de las pieles secas. Humedece un algodón con el aceite e impregna con delicadeza toda la piel del rostro, principalmente alrededor de los ojos, dejándolo actuar toda la noche.

También se recomienda como desmaquillante, reparador de pestañas y cejas y como bálsamo para labios resecos. Como mascarilla, ayuda a la exfoliación de la piel. Adicionalmente se le atribuyen propiedades de protección contra los rayos UV.

Dónde conseguirlo

El aceite de coco virgen extra, que es el más recomendado, se consigue en tiendas on line y en algunas cadenas comerciales. Sin embargo, tampoco es difícil elaborarlo en casa.

Cómo elaborarlo

  1. Extrae el agua del coco y vierte el líquido en un recipiente.
  2. Extrae la pulpa y rállala.
  3. Exprime la ralladura a través de una tela fina y extrae el agua restante.
  4. Agrega el agua a la pulpa rallada para hidratarla nuevamente. Vuelve a exprimirla.
  5. Coloca la leche en un cazo y caliéntala a fuego lento. El agua se evaporará, la leche espesará y, finalmente, se separará el aceite de las proteínas.
  6. Filtra los gránulos de proteína con un colador. Al aceite obtenido, le puedes agregar unas gotas de vitamina E para su conservación por más tiempo. Si quieres usarlo sólido, mételo en la nevera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.